BodasCeremoniasFloresNoviasRamos Novia

El bosque fue testigo de su amor

Todavía nos acordamos del cantar de los pajaritos y el olor a pino. Casarte en tu finca familiar, en vuestro trocito particular de bosque, es otro rollo, otra esencia. Existe tantísima belleza en una sencillez bien trabajada que hace que todo se engrandezca. Eso es lo que ocurrió en la boda de Nadia y José Luis. Fue un encuentro familiar con los amigos más cercanos, una ceremonia romántica y una cena bajo unas guirnaldas de verbena en el jardín.

Hacía un día espléndido. Un precioso sábado de septiembre con unas vistas al mar de infarto y una temperatura que presagiaba lo que fue una noche de verano de las buenas buenas, de las que animan al personal. Nada más llegar a la puerta de la finca nos encontramos con un maravilloso coche rosa (¡sí,rosa!) dándonos la bienvenida. Si eso no es rollazo, que venga Dios y lo vea.

Lo primero que hicimos fue buscar a la novia para entregarle su ramo y los ramos de sus damas de honor. Nadia llevó un ramo americano de forma redondeada con dahlias, delphinium, peonias, rosas de jardín inglesas, ranúnculos, savia y verdes. Nos pidió que los colores fuesen pastel con toques de malva, rosita y algo de vainilla. Ella llevó un vestido de encaje elaborado y manga francesa. El look lo completó con unas ondas sueltas y una tiara de pedrería en la frente.

Sus damas de honor estaban preciosas. Todas con vestidos en malva de corte imperio y distinto cuello. Los ramos que les preparamos llevaban peonía, lisianthus, lavanda y verdes.

Al novio y sus groomsmen les preparamos prendidos de rosa inglesa de jardín a conjunto del ramo de novia. Estaban todos guapísimos con trajes a juego en tonos azules.

Para la ceremonia los novios prepararon un altar de madera con una estructura formando un arco. Nosotros lo decoramos con flores, verdes y plumeros en el frontal del arco y unos preciosos jardines a conjunto en la base del altar.

La tarta fue obra de la novia (a la que los dulces se le dan de cine). Una naked cake de tres pisos que decoramos con flores y una parejita de pajaritos coronándola.

Hasta aquí la dulce boda de Nadia y José Luis. Espero que os haya gustado.

Bisous,

C.

Fotos: Tipos Fotografía

Vídeo: Manu Solana

Finca: Particular

Vestido: Pronovias

Flores: El Jardín del Cabo