BodasCeremoniasFloresNoviasRamos Novia

Cuenca, una boda y bonitos recuerdos

Hace poco más de un año nos adentramos en uno de los proyectos más interesantes, arriesgados e ilusionantes de nuestra carrera como profesionales en el mundo de las bodas: nos fuimos a montar una boda a Cuenca.

Para algunos de vosotros os parecerá que exageramos, pero salir de la Comunidad Valenciana para montar una boda es un reto cuando hablamos de flores. El calor, el trayecto, el equipo de montaje, la estancia, la organización…, todo cobra una mayor importancia.

Pues nada, allí que nos fuimos un equipo de seis personas, tres días, con dos furgones y un vehículo extra a montar la boda de Elisabeth y Sergio.

La verdad es que compartir esta aventura con el equipo de Paloma Cruz Eventos fue un gusto. Además, los chicos de Tipos Fotografía hicieron un trabajo maravilloso y gracias a ellos tenemos fotos ideales de la deco.Al tratarse de una boda de mañana (y con una deco floral bastante trabajada), la decoración del interior de la iglesia la montamos la noche anterior. En el altar les colocamos dos columnas de metacrilato con jarrones de terracota arreglados con flores y verdes, y un jardín en la base de la palabra. En los bancos del pasillo colocamos ramilletes grandes de paniculata. Los chicos de Paloma Cruz eventos se encargaron de toda la papelería de la boda y prepararon los misales a conjunto de las invitaciones. ¡Quedaban monísimos!La mañana de la boda, cuando todavía no había salido el sol, nos fuimos a montar la decoración del exterior de la iglesia. Como la fachada de la iglesia es tan imponente, y la puerta tan grande, decidimos montar una masa de flores y verdes a ambos lados de la puerta. Se utilizaron 10 jardines de flores y 14 mega arreglos florales en alto para llegar a los casi tres metros de altura. Las barandillas de las escaleras también las decoramos con guirnaldas de verdes.Antes de desplazarnos a la finca donde se celebraría el banquete, le llevamos el ramo a casa de la novia: un dulce y romántico ramo americano en tonalidades rosas y blancas.Una vez en la finca, empezamos a montar la decoración de las mesas. Preparamos tres modelos de centros diferentes que fuimos alternando entre las más de cuarenta mesas de invitados. Algunos los montamos con tarteras de cristal, otros con bases ovales (también de cristal) y el último modelo eran botellitas de cristal tallado. Las mesas se vistieron con mantel blanco, bajoplato y plato de pan de cristal tallado, servilleta rosa fuerte y vaso de agua en color rosa. Las minutas también se hicieron a conjunto de toda la papelería y las sillas fueron tiffany en color dorado. La combinación era perfecta para E y S.Para la mesa presidencial se colocó un sombraje con estructura de madera que decoramos con verdes en el frontal. Pusimos en la mesa un centro de flores y, después de la ceremonia, trasladamos parte de la decoración del exterior de la iglesia. Colocamos unas columnas de musgo, y sobre ellas los centros, rodeando los seis sillones imperiales de la mesa presidencial. Para los novios y sus padres se utilizaron copas de cristal labrado y cubertería dorada.Durante el cóctel (que sirvió el catering Pilsen) se hizo entrega de algunos ramitos y centros de flores que los novios regalaron a familiares y amigos. Los chicos de Paloma Cruz Eventos montaron unas mesas con alpargatas para las invitadas y se colocaron numerosas zonas chill out.La tarta nupcial la hizo Caperucita Cupcakes y nos dejó un lienzo en blanco para poder decorarla con flores: una tarta inspirada en la que decoramos para la boda Gran Gatsby unos meses antes.Para la fiesta le preparamos a Elisabeth una corona de flores naturales que combinó con su pelo suelto. Les montamos, también, un arco redondo con flores y verdes que serviría para unas preciosas fotos de pareja.Así fue la boda de Elisabeth y Sergio.

Antes de terminar, nos gustaría agradecer al cura de la iglesia de Sisante por habernos dejado las llaves de su iglesia con toda la confianza del mundo, a Agustín (encargado de la finca) por prestarnos sus enormes cámaras frigoríficas para guardar las flores durante dos días antes de la boda, a la familia de los novios por haber contado con nosotros en un día tan importante y seguir haciéndolo desde aquel día, y a nuestro pedazo de equipo (Vale, Tere, Esther, Claudia, Javi y Nuria) por ser tan trabajadores e incansables.

Espero que os haya gustado.

Bisous,

C.

Diseño y organización: Paloma Cruz Eventos

Fotos: Tipos Fotografía

Vídeo: Manu Solana

Material de alquiler: Kava

Vestido de novia: Pronovias

Zapatos de novia: Badgley Mischka

Corona de novia: Tocados Julieta and Co

Papelería: Paloma Cruz Eventos

Catering: Pilsen Restauración

Tarta y dulces: Caperucita Cupcakes

Flores: El Jardín del Cabo

Join the discussion 2 Comments

Leave a Reply