BodasCeremoniasFloresNoviasRamos Novia

La aventura de Ana y Jose

By 28 diciembre, 2018 No Comments

Las bodas tienen que ser tan personales que no existan dos iguales. Que sea única, irrepetible, inigualable. Que despierte tantas emociones en los novios que sientan que el día de su boda fue la más maravillosa muestra del amor que se profesan. Que echen la vista atrás con los años y coincidan en que no hubiese habido un mejor momento ni más oportuno para sellar su amor. Que fue el mejor día del mundo, en el mejor lugar del mundo, junto a las mejores personas del mundo. Y, lo más importante, que no cambiarían absolutamente nada.

Así disfrutaron Ana y Jose del día de su boda un 21 de octubre. Han sido una de esas parejas de las que ¡nos hizo tanta ilusión que se casaran! No hacía falta que se miraran o se tocaran para sentir la conexión que tienen. Cuando los dos están en un mismo lugar, no queda espacio ni aire sin llenar de magia y amor. Esto mismo ocurrió cuando vinieron a la primera reunión en la floristería: nos dejaron el ambiente cargado de emociones excepcionales. Y a nosotros, con eso, ya nos habían enamorado.Trabajamos con unas estupendas ideas de base gracias a Paloma Cruz Eventos. Nos centramos en los gustos de la pareja, en la estética general que tendría la boda y en el ambiente que se respiraría ese día, allí, en Jardines de Abril.

El ramo debía ser una pieza especial. Ana quería algo en colores otoñales y nosotros le preparamos un ramo americano elegante y dulce con flores en tonos beige y toques de naranja, verdes otoñales y eucaliptos. Lo cerramos con cintas de terciopelo del mismo color que sus maravillosas sandalias de Aquazzura. Su vestido, un Pronovias con espalda abierta y velo en los hombros, marcaba su estupenda figura. El pelo suelto con ondas marcadas fue perfecto para que Ana luciera su maravilloso tocado Suma Cruz hecho a medida. El maquillaje corrió a cargo de Paloma Bautista. Ana estaba radiante.Jose, el novio, lució un chaqué hecho a medida y complementos de Anglomanía. Se le ve guapísimo y feliz. Oscar Guillén fue el fotógrafo de la boda (yeah!) y nos regaló unas bellísimas imágenes de la pareja en un día tan bonito. Los chicos de Older García fueron los ojos en movimiento para el recuerdo: el vídeo que les hicieron a A y J quedó precioso.La ceremonia fue muy emotiva. La montamos de manera que hubiese dos pasillos (uno para la novia y el padrino, y otro para el novio y la madrina) y los novios se sentaron en el centro rodeados de todos sus familiares y amigos. Las sillas de ambos pasillos llevaban borbotones de verdes y cuando entraron los novios a la ceremonia parecía que flotaran en un mar de hojas. El altar lo decoramos con alfombras, bodegones de flores y verdes, faroles, candiles, musgo, frutas, telas, troncos… El túnel de Jardines de Abril se convirtió en su pequeño espacio otoñal. Colocamos bolsitas de confeti dorado en las sillas de los invitados para que se lo lanzaran a los recién casados al finalizar la ceremonia.El cóctel lo amenizaron los chicos de The Crooners, unos auténticos genios del jazz. Muy recomendables. Allí, en el pentágono de Jardines, colocamos un seating impactante. Los invitados tendrían que buscar su sitio en un gran arco redondo con una trasera de arpillera y perímetro de flor seca. Extendimos el espacio del seating con troncos, faroles, candiles, flores, telas y frutas. Allí quisieron hacerse fotos todos los invitados y terminó haciendo la doble función de seating y de photocall.

En la zona de los ficus se llevó a cabo la comida. Como se combinaron mesas redondas con mesas alargadas, los centros los adaptamos a la forma de cada mesa. Para las mesas redondas creamos unos arreglos de flores en tonos otoñales con toques de hojas preservadas y velitas en vasos de cristal con pátinas de colores, y en las mesas alargadas colocamos pequeños centros de flores (en la misma línea que el resto de la deco) a lo largo de las mesas y las terminamos de decorar con velitas en vasitos.

Ana y Jose quisieron tener algunos detalles más en mesa. Colocaron bajoplatos de cristal en las mesas de madera alargadas y bajoplatos de ratán en las mesas redondas con mantel. Los chicos de Kava les hicieron unas servilletas en exclusiva con el mismo estampado que utilizaron para las invitaciones, y pusieron vasos de colores (morados y verdes) para romper con la monotonía de la cristalería transparente.La mesa presidencial la vestimos con centros de flores, troncos y velitas sobre la mesa, y algo de deco en el frontal. Trasladamos las sillas con verdes de la ceremonia para que las sillas de la presidencial tuvieran un toque distintivo.Frente a la casa se celebró la fiesta y allí les esperaba a los invitados una mesa de dulces y un impresionante espejo de donuts by Caperucita Cupcakes. Nosotros pusimos nuestro toque floral con un jardín en la base del espejo y dos centros sobre la mesa dulce. Todo tenía una pinta espectacular, pero además nos consta que estaba todo riquísimo.Y así fue la hermosa boda de Ana y Jose. Una boda única, especial, personal y bella. Tan bella que la publicaron en el blog de bodas internacional Ruffled. Podéis acercaros a nuestra sección de prensa para ver el post que le dedicaron.

Bisous,

C.

Fotos: Óscar Guillén

Vídeo: Older García

Organización: Paloma Cruz Eventos

Finca: Jardines de Abril

Flores y deco: El Jardín del Cabo

Vestido de novia: Pronovias

Tocado de novia: Suma Cruz

Maquilladora: Paloma Bautista

Zapatos de novia: Aquazzura

Accesorios novio: Anglomanía

Música cóctel: The Crooners

Dulces: Caperucita Cupcakes

Alquileres: Kava

Cátering: Murri

 

Leave a Reply