BodasCeremoniasFloresNoviasRamos Novia

La boda de Caroline y Christian: clásica y elegante

Caroline y Christian forman una pareja estupenda. Vinieron de la mano de Paloma Cruz Eventos para preparar su destination wedding con las ideas muy claras y una ilusión conquistadora.

Todo empezó con la reunión que mantuvimos con Caroline y su bellísima madre. La novia tenía muy claro qué quería para su ramo, para la decoración de la ceremonia y para los centros de mesa. Se trataría de una boda reducida (con apenas sesenta invitados), de un estilo clásico, pero maravillosamente elegante, monocromático (toda la deco iría en colores blancos) y con una ceremonia corta y muy personal.

La boda tuvo lugar en el inigualable restaurante La Finca, en Elche: un restaurante con estrella Michelin. Ya hemos decorado varias bodas en La Finca y, aparte de ser un escenario ideal para bodas especiales, los encargados y trabajadores son un verdadero encanto. Trabajar allí es un gusto y siempre nos sentimos como en casa.

El ramo de novia fue una creación única y maravillosa. Un ramo hecho únicamente con rosa de jardín David Austin en color blanco. Lo preparamos de forma que tuviera vida y movimiento. ¡Olía para morirse! Una elección de ramo impecable.

La ceremonia la montamos en el jardín frente al salón. El altar lo decoramos con un arco ovalado de flores blancas y dos imponentes columnas con cilindros de cristal y centros de flores blancas a conjunto. Colocamos la justa cantidad de sillas tiffany doradas para que cada invitado pudiera estar sentado durante la ceremonia, y les colgamos del lateral unas elegantes bolsitas de lino con pétalos blancos para que los invitados los lanzaran tras el ‘sí, quiero’. Para terminar la deco de la ceremonia, vestimos el largo pasillo con una impoluta alfombra blanca y cerramos la ceremonia con un fino lazo blanco.

En las mesas de la comida colocamos centros altos de flores blancas sobre jarrones de cristal. Para que el centro de la mesa también quedara vestido, preparamos unos bomboncitos de flores en jarroncitos de cristal que colocamos alrededor del centro grande sobre un espejo redondo, y le dimos un toque de luz combinando velas altas y velas en vaso de cristal.

Tras la ceremonia, trasladamos las columnas de piedra y los cilindros con centros de flores al interior del salón. Las colocamos a los laterales de la mesa presidencial de manera que enmarcaran a la pareja recién casada. Un resultado estupendo.

Eso es todo por hoy.

Bisous,

C.

Restaurante: La Finca

Organización: Paloma Cruz Eventos

Fotografía: Paco and Aga

Flores: El Jardín del Cabo

Leave a Reply